La perfecta rigidez

¿Dónde se esconde la noche

al ceder las tempestades,

henchida de dar razones

demostrando cuánto vale?

¿En qué lugar se cobija

con sus nerviosos haceres,

ocultando su rabia e ira,

culpando a otros corazones?

¿Dónde tapa las censuras

la oscuridad del soberbio,

tras no aceptar que fue suya

la pena que forjó su seno?

¿Qué facilidad pasmosa

tiene el tapar sus errores,

la locura de quien piensa

que le causan sinsabores?

¿Con qué soltura perfecta

encandila a almas sencillas,

demostrando su proeza

alma que no crea vida?

Pobre humano dolorido

atado a falsas creencias,

cuando cree ha conseguido

ser más que en quien se refleja.

Vuelve a forzar capa ciega,

succionando luz materna

hasta que a culparla vuelva

demostrando que no es perfecta.

Perfecta es madre en la Tierra,

pura, la madre de amor,

si no quiere la soberbia

eclipsar a quien la alumbró.

La noche con la ceguera,

la soberbia con la ira,

se ocultan tras las tragedias

de mentes que se creen perfectas y son rígidas.

 

de Más vale vivir la vida