El latido de un corazón…

El latido de un corazón ilusionado, por cualquier motivo, trae la ilusión de hacer. Cuando el humano no para de hacer, poniendo el corazón en cualquiera de sus actos, le llega desde cualquier ser o lugar la sensación de amor que inunda su alma y llena su espíritu.

 

de Algo más que vegetar