DÍA DE VIDA

Elena Solano Aroca es una estudiante de primero de Medicina nacida en Murcia el 25 de mayo del año 2000. En 2016, participó en el II Certamen Literario de Relatos de igual inteligente, organizado por la empresa Aguas de Murcia, con el microrrelato “No ficción”. Ganó en dos ocasiones el primer puesto del concurso literario del IES Miguel Espinosa, en el curso escolar 2016/2017, con el relato “De hueso y acero”, y en el 2017/2018, con “Día de vida”.

 

 

 

 

 

DÍA DE VIDA

“Ya llega” fueron las palabras que su cuñada pronunció y que lo empujaron a dejar su puesto en la fábrica. Echó a correr hacia su casa, donde la matrona, las abuelas del bebé y él mismo asistirían el parto.

La goma de los zapatos levantaba nubes de polvo con cada zancada. “Voy a ser padre”. El sudor chorreaba por sus sienes ardientes y por su boca entraba aire a los pulmones exhaustos. “¿Será Ainhoa o Pedro?”.

El mundo estaba lleno de peligros, y un niño no sabría cómo vivir en él si sus padres no le despejaban el camino. Siempre lo supo, pero no fue hasta que los nueves meses de espera terminaron, hasta aquel veintiséis de abril, que la responsabilidad se desplomó sobre sus hombros.

Su mujer y él no eran más que niños; aún no tenían nada que enseñar.

“¿Estaré a la altura?”.

Alzó la vista. Alas negras quebraron la blancura del cielo y un rugido enterró la villa. Entonces, Guernica enmudeció.

 

 

SE CONVOCAN LOS PREMIOS DE POESÍA “CARMEN MONTERO MEDINA”

La Fundación “Carmen Montero Medina” publica las bases del concurso de carácter internacional que celebra anualmente y que este año alcanza su novena edición. El premio, patrocinado por la Concejalía de Cultura, ha sido  dotado con 1.000 euros . Así mismo, la misma Fundación convoca, por primera vez, un concurso municipal de poesía destinado a todos los ciudadanos, mayores de edad, que residan en Las Torres de Cotillas y deseen participar.

Se trata de una iniciativa a través de la cual esta institución literaria pretende reconocer las inquietudes líricas de los torreños. Según la Presidenta de la mencionada Fundación, Carmen Montero Medina, “sabemos que muchos torreños han participado en las convocatorias anteriores que han sido  de ámbito internacional y nacional y queremos darles una oportunidad para destacar su labor creativa”.

Las obras, según las bases publicadas en las plataformas digitales de la Fundación, www.carmenmonteromedina.es,  www.fundacioncmm.es, en la del Consistorio local, www.lastorresdecotillas.es,  y en este blog (debajo del cartel), deberán estar escritas en castellano, entre veinte y cincuenta versos y sobre tema libre. La cuantía del premio asciende a 200 euros que será entregado en la Casa de la Cultura del municipio torreño el próximo día 30 de noviembre.

El plazo para la presentación de trabajos para ambos concursos expira el 10 de noviembre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  BASES C. MUNICIPAL                                                           BASES C. INTERNACIONAL

A LA REFLEXIÓN DE UN LOCO

Esa noche obsesiva, febril, que oculta negros elementos que incitados por la oscuridad pretender destruir la luz del día.

Esa noche, tenebrosa y oscura, que esconde y protege al maligno, que babeando de rabia envidiosa se precipita hacia los  primeros rayos de luz matutina, él pretende así meterse en el día y demostrar que la claridad no es real.

La noche sin importarle el temor que produce en los seres pequeños incita a los violentos a que demuestren que la luz puede matar al hombre, pero la llegada del día muestra el florecer de los más bellos nacimientos de hombres.

Esa oscura noche, siempre agazapada, oculta, esperando que el día yerre, prepara sigilosa a sus oscuros seguidores. Estos son mentes bebidas por la negra locura, dispuestas a meter la duda en indecisos amaneceres,

La noche quiere poseer aquello que solo pertenece a Dios. Esa oscuridad no quiere, pero debe entender que aceptando su lugar, amará y admitirá la de los demás. Que ser noche es hermoso si no pretende destruir el día.

No tiene que olvidar que, aun en su negro interior, existen bellos astros reflejo de la gran luz y alumbrarán a todo ser que lo desee. Que las sombras son rápidas, pero que la luz  siempre acaba reinando sobre el universo, al cual pertenece tanto lo oscuro como lo claro.

A la reflexión de un loco caminante enamorado de la verdad quiero acogerme hoy.

 

De La estrella de cristal

 

 

 

 

La perfecta rigidez

¿Dónde se esconde la noche

al ceder las tempestades,

henchida de dar razones

demostrando cuánto vale?

¿En qué lugar se cobija

con sus nerviosos haceres,

ocultando su rabia e ira,

culpando a otros corazones?

¿Dónde tapa las censuras

la oscuridad del soberbio,

tras no aceptar que fue suya

la pena que forjó su seno?

¿Qué facilidad pasmosa

tiene el tapar sus errores,

la locura de quien piensa

que le causan sinsabores?

¿Con qué soltura perfecta

encandila a almas sencillas,

demostrando su proeza

alma que no crea vida?

Pobre humano dolorido

atado a falsas creencias,

cuando cree ha conseguido

ser más que en quien se refleja.

Vuelve a forzar capa ciega,

succionando luz materna

hasta que a culparla vuelva

demostrando que no es perfecta.

Perfecta es madre en la Tierra,

pura, la madre de amor,

si no quiere la soberbia

eclipsar a quien la alumbró.

La noche con la ceguera,

la soberbia con la ira,

se ocultan tras las tragedias

de mentes que se creen perfectas y son rígidas.

 

de Más vale vivir la vida

 

 

Aceptando camino

Inauguramos la categoría de audio poemas con esta declamación en la voz de la propia poetisa, Carmen Montero Medina, titulada Aceptando camino y que está incluida en la compilación Poemas al viento,  un recopilatorio de dieciséis piezas poéticas pertenecientes a la trayectoria poética de nuestra autora grabadas con las voces de Virtudes Larrosa, Vicente A. Fernández y Carmen Montero Medina, producido, mezclado y masterizado por el compositor Luis Alberto Naranjo en el estudio Blue Project Música.

 

 

A cambio no obtiene herida

No quisiera se veleta

girando al aire, al viento,

solo causar alegrías

a golpe de sentimientos.

No quisiera ser disfrute

de elementos disfrazados,

del morboso que pretende

en su sadismo anular mis pasos.

Me gustaría, aunque no sea

ola que bese la orilla,

calmar del calor la arena

sin que la censura me cause herida.

Me gustaría en mi camino

ser oxigeno de vida,

que hace feliz a los niños

y, a cambio, no obtiene herida.

de Espejos de nuestra esencia

Como se describe el amor

 

 

Ese día en que llegó el amor,

ella lo esperaba ilusionada,

ella sentía su presencia en el

aire que respiraba.

Se hacía mil preguntas y  a

ninguna se  contestaba.

Se sentía envuelta  por él,

como un regalo deseado, cada

segundo el fuego corría por su

piel, ella flotaba.

Sueños que pasaban junto a ella

que al pasar,  su corazón azoraba,

ella dibujaba su cara, su corazón,

la desdibujaba.

Sí,  había llegado a su corazón el

amor, que tanto anhelaba.

Solo faltaba la presencia del galán,

que ella tanto amaba, cuando llegó,

Lola Egea

vio en sus ojos  que él, también la

amaba.

A través de ti…

(4)El rey de la noche, la locura, tras una capa de apariencia, expresa miles de razones para no aceptar la responsabilidad que trae la claridad, el día.

(9)Unir tu voz a mis sentimientos servirá para alivio de las almas.

(12)Gracias por coronar con tu luz las portadas de mis sentimientos.

(13)Antes de pretender caminar, comprobad si estáis de pie.

(15)Música y voz, ambas volarán hasta las almas afines a las que acompañarán en el camino hacia su verdad.

(16)Solo la aceptación de nuestros actos pasados nos llevará a la luz que somos.

Qué poco amor le habré dado

Siempre en el alma, la duda

presta a morder la traición,

porque vi desde la cuna

la apariencia del amor.

Poner manos en el fuego

no debo, aunque lo quiera,

porque vendrían los miedos

a perder bellas quimeras.

Verdad que vas disfrazada

acallada por temores,

quien te marcó fue la zarza

que creció entre sinsabores.

Pobre zarza ya marchita

en camino solitaria,

olvidó que fue en su día

la inconsciencia que hizo daño.

Pobre zarza, pobre espina,

envuelta en vanas palabras,

induciendo a quien la mira

a que defienda demencia creada.

La ficción que crea tu mente

mezclada con los temores

se convierte en puñales

que inconscientes matan o hieren.

Se cree su verdad a medias

induciendo a que le hablen,

palabras envueltas en malicia

por si tiene que herir más tarde.

¡Qué poco amor le habré dado

creyendo abrirle camino,

que viene su eco lejano

diciendo que es falso el mío!

¡Qué afán tuve que no había

de ternura hacia mi humano

y provoqué en esta vida

la apariencia de sus actos!

¡Cuánto amor debo enviarle

quitando temores necios,

solo así puede salvarse

amor que se fue en el tiempo!

De Tener el Cielo en la Tierra

EL SENTIR DE LA DECEPCIÓN

Manuela Clemente

 

 

 

 

 

Hay muchos tipos de personas en el mundo; están las que confían en otros sin más, las que confían después de un largo tiempo de conocimiento personal; las que son desconfiadas por naturaleza y las que son desconfiadas porque han aprendido a serlo. Si tuvieras que encasillarte dentro de uno u otro tipo de persona…¿por cuál te decantarías?. Yo lo tengo muy claro, creo que soy de las del primer grupo. Después de muchas decepciones sufridas, aún sigo creyendo en la bondad humana- ¿un error?- probablemente lo sea.

El ser humano es un soñador nato, soñamos despiertos, imaginamos y recreamos situaciones que nos gustaría que sucedieran, las disfrutamos y tratamos de alcanzarlas en nuestro mundo real. Esa es la razón por la que la mayoría, confiamos.

Confiamos en que el mundo es un lugar acogedor, un lugar que te empujará a conseguir tus metas; creemos que podremos alcanzar cualquier cosa que nos propongamos; que nuestros límites sólo son mentales…el mundo nos sonríe!!!, la sociedad nos acoge amablemente-¿verdad?- No me lo creo ni yo!. Pero aún así confiamos… Confiamos en que el dependiente de la tienda de nuestro barrio no nos va a engañar con los precios de los productos, que pagaremos por ellos lo más razonable; confiamos en que el del banco, ese que nos atiende con una sonrisa, hará por nosotros todo cuanto esté en su mano porque nuestro dinero esté a buen recaudo, total con esa sonrisa…qué interés va a tener él!!, seguro que hace perfectamente su trabajo, lo de que ni siquiera nos regale un calendario a primeros de año, es sólo una desafortunada coincidencia!

Y seguimos confiando en otras áreas vitales, en otras personas que de una forma u otra están en nuestra vida. Por eso, confiamos en la persona de la que nos enamoramos; depositamos nuestros sentimientos, temores, frustraciones, manías, complejos, sensaciones, opiniones, pensamientos…en su conocimiento; desnudamos nuestra alma… por eso…porque confiamos en que es la persona idónea, la que no nos defraudará jamás, nuestro “otro yo”…

Sin embargo, probablemente a ti también te haya pasado, llega un momento en que dejas de confiar. En que descubres que el de la tienda engorda los precios de algunos productos a su beneficio; que el del banco, mira por sus intereses y pasa de ti y de lo que le pueda pasar a tu dinero; que tu pareja, con quien has compartido cada parte de tu ser, ya no es quien creías que era. Y de pronto te encuentras en una encrucijada de decepción, sientes que estabas equivocado, que el mundo no es un lugar tan amable, que los buenos no siempre son tan buenos ni ideales; y los malos no son tan peligrosos ni temibles; de repente sientes un escalofrío, algo que mina tu motivación por absolutamente todo y es que de repente lo que ha cambiado, ha sido el prisma por el cual mirabas la vida, sentías el mundo.

De repente, has cambiado tú.